Todos a una (R)

26 de octubre de 2013

Escalera a la luna

Os presento la entrada que publiqué el domingo pasado en   Agencia de Aprendizaje.

Si no la habéis leído ahora es el momento. (yo la voy a volver a leer y corregir algo, si se tercia)

En Agencia de Aprendizaje venimos observando que existe un creciente interés por parte de los propietarios y directivos de las pequeñas y medianas empresas en comunicar a los integrantes de las mismas sus estrategias para, en general, consolidar y crecer en resultados económicos apoyados en una mayor venta (los márgenes ya han sido revisados) y en crecer en posicionamiento en el mercado potenciando la marca y sustentándola en el mantenimiento y mejora de la calidad del servicio.

Esta transparencia, motivada por el riesgo al que están sometidas las empresas, pretende conseguir la adhesión de los trabajadores al proyecto de empresa y su alineación con los objetivos marcados.

Nos hemos dado cuenta que si no involucramos a los trabajadores no conseguiremos superar las circunstancias actuales. Necesitamos que todos sintamos que vamos en un mismo barco.

En primer lugar necesitamos credibilidad del empresario ante los trabajadores. Que tengan claro que no se les intenta tomar el pelo y que la cosa ya no va de querer, el propietario, ser más rico. Ahora se trata de reducir incluso patrimonio para mantener la empresa como una apuesta a medio plazo.

En segundo lugar debemos convertirnos en equipos en el que formen parte propietarios, directivos y trabajadores. Equipos que analizaran la situación y plantearan soluciones: nuevas estrategias de venta, nuevas relaciones con clientes y proveedores, mejora en los procesos internos, revisión de procedimientos y de flujos de trabajo, rediseño de puestos de trabajo, …

En la mayoría de los casos esto provocará nuevas funciones, nuevas tareas. Generalmente existe una tendencia en potenciar las funciones comerciales y de ventas. Hay que aprender.

 Aprender a:

  • Tener más responsabilidades. Tomar decisiones, asumir riesgos. Ya no todo lo decide el jefe. Necesitamos ser más autónomos.
  • Formar parte de un equipo y que este sea de alto rendimiento, con todo lo que conlleva de reparto de funciones, coordinación, autonomía, ..,
  • Ser lideres de otra manera y por tanto saber ser liderados de forma distinta a como ha venido siendo.
  • Ir todos a una, alineados con unos objetivos compartidos empresa/trabajador.
  • A crear marca, diferenciarnos y destacar de los demás. Tener nuestra propia “historia”.
  • Saber vender esta “historia” a nuestros clientes, conseguir que confíen en nosotros, que nos vean como solucionadores de problemas, facilitadores, asesores, la mejor opción.
  • A co-crear no solo con los miembros de la empresa si no también con los proveedores y los clientes. Son ellos los que saben lo que necesitan.

No es tarea fácil, pero es posible. Es necesario que nos sintamos motivados y para ello nada mejor que nos hayamos convencido que somos parte importante de un plan por el cual estamos dispuestos a apostar y, apostamos.

Nosotros, en Agencia de Aprendizaje apostamos por ello. Si quieres, hablamos.


Los seniors: emprendiendo y aprendiendo

3 de febrero de 2013

Atardecer en Cala Gamba (Mallorca)

En mi post “Otras formas de aprender” hacía referencia al “Plan para Impulsar el Emprendimiento 2020″ citado por Mario Dheter en donde el epígrafe 4.2.2 se dedica a los “emprendedores seniors”.

Esta misma semana, Mario Dheter ha publicado su ” emprendedores Seniors 2: las motivaciones” y Laura Rosillo ha hecho referencia a este mismo epígrafe en su post Volviendo a la tribu en la era del envejecimiento: convivencia intergeneracional”.

El primero, dirige sus esfuerzos a la recuperación de la que parece que se empieza a llamar “la generación abandonada”: los mayores de 45 años que hemos perdido, de una manera u otra “el empleo” o sucesión de empleos que habíamos tenido en los últimos 20 o 30 años.

Para ello propone como una de las posibles alternativas el “reconvertirse en vigorosos nóveles emprendedores” y, antes de ofrecernos una serie de recomendaciones y tal vez alguna propuesta de aprendizaje, nos presenta tres claves a reflexionar en relación a las motivaciones para emprender “de mayor”.

1. Actitudes personales frente a los riesgos. El miedo y el riesgo no son lo mismo.

2. Las motivaciones deben ser más fuertes que la experiéncia. Nos deben llevar a nuevos conocimientos.

3. Orientación hacia el progreso en el futuro; no deben ser impulsos para escapar del pasado

Por otro lado Laura Rosillo se centra en la capacidad de transmitir conocimientos por parte de esta generación y, por tanto en la riqueza de la convivencia intergeneracional en la empresa y en el emprendimiento.

“Estamos en la era de la economía del conocimiento y el mecanismo para cambiar y renovar de forma continua las organizaciones es entrar en conversación con los agentes internos y externos a la empresa, construir una comunidad de trabajadores del conocimiento en la que cada profesional, pertenezca a la generación que pertenezca sea mentor y maestro y difunda su experiencia y conocimiento.”

Mario nos dará recomendaciones para re-emprender y nos hará una propuesta para crear una “Comunidad de Práctica” (CoP) sobre el tema de emprendedores seniors para “reunirnos” e intercambiar “puntos de vista” y crear “puntos de apoyo” y Laura pondrá en valor la integración de los “madurescentes” en Comunidades de Aprendizaje Intergeneracionales tanto en empresas como en grupos de emprendimiento, coworkers , knowmads y todos estos que nos empeñamos en seguir trabajando.

 Y a mi me encontraran en movimiento. En este mismo movimiento: buscando entornos donde pueda transferir mis conocimientos y pueda adquir de nuevos. Donde pueda desaprender y aprender. Y todo ello en co-learning.

 


A %d blogueros les gusta esto: