Aprendizaje en la empresa

Present ecològic

A veces me ha costado unos minutos encontrar un tema para mi post, a veces algo más. En esta ocasión no es así. Tal vez porque llevo un ritmo menor de publicaciones se me han acumulado varios temas y he tenido que escoger.

 
Últimamente en mi tarea profesional en Agencia de Aprendizaje hemos visitado empresas y conversado con empresarios y responsables del reclutamiento y desarrollo de las personas de la organización.
 
Algo que me rondaba por la cabeza durante todo este año leyendo de Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) y pensando en su aplicación en el mundo profesional y empresarial ha ido tomando cuerpo: Los trabajadores infraconectados. (Hay que pensar en otro nombre más ajustado).
 
Soy seguidor de muchos investigadores y profesionales que hablan de aprendizaje a lo largo de la vida, del aprendizaje informal, del aprendizaje autoorganizado, del aprendizaje en red, de las comunidades de aprendizaje, … todo esto ligado al crecimiento profesional, al desarrollo del talento en la empresa, el aprendizaje en el puesto de trabajo, la mejora de la competitividad en la empresa, …
 
Yo mismo, estudio e investigo estos ámbitos y veo en ellos el futuro del aprendizaje para el éxito profesional, lejos de los sistemas educativos tradicionales. La adquisición de las competencias frente a la adquisición de títulos.
 
Parece que todas las personas que tenemos vida laboral tenemos a nuestro alcance un dispositivo conectado a Internet y tiempo en nuestra jornada laboral anual para buscar, seleccionar, guardar, producir, compartir aprendizajes con otras iguales.
 
Pues resulta que hay equipos de cocina con largas y estresantes jornadas, conductores de autobús con ritmos que cumplir, personal de limpieza de nuestras ciudades, encargados de recoger los residuos urbanos, dependientes de supermercados, maleteros, personal de mostrador, albañiles, … Ejemplos más que suficientes para señalar que mucha gente no está sentada frente a un ordenador en su jornada laboral ni pude tener un smartphone a mano para navegar (puede que envíe un whatsapp a su pareja o al colega mientras fuma un pitillo).
 
Sus responsables en la empresa insisten en que si, necesitan formación, aunque mejor si se la trajeran de fuera, precontractual, Continúan diciendo que con el ritmo que deben marcar a la producción es imposible parar para aprender. Que sí, que se necesitan promover cambios de conducta que mejoren las relaciones en los equipos y entre estos, que eviten conflictos, malas interpretaciones de órdenes, mejora la atención a los clientes, la organización en el puesto de trabajo, … Que hay mal clima, o que hay conflictos, o que hay desmotivación, o que … Que si podemos resolverlo con un curso de 4 horas presenciales y 2 a distancia
 
Fuera del horario laboral quedan pocas horas, hay desmotivación, no se sabe que camino seguir, falta saber aprender, faltan competencias digitales, faltan espacios físicos en los hogares donde haya la tranquilidad suficiente, … y si se acaba el contracto actual habrá más tiempo pero todas las otras condiciones permanecen.
 
Veo brechas. Leo entradas de blogs que parece que hablan de otro mundo, startups, emprendedores, trabajadores tecnológicos, ….
 
Y si mi felicidad depende de la del conductor de autobús, o del pinche de cocina, o del barrendero.
 
Delivering Happiness ¿Cómo hacer felices a tus empleados y duplicar tus beneficios? REALIDAD O FICCIÓN
 
Tu ¿Cómo lo ves?
Anuncios

5 Responses to Aprendizaje en la empresa

  1. Fran dice:

    Existe una realidad de personas que no sienten afección alguna a los aparatos, ordenadores, móviles,… no logran, por tanto, ver los beneficios que en un entorno de trabajo colectivo aportan. En el peor de los casos obtienes empresas cuyo sistema de trabajo es de hace 20 años, y eso, sin duda, no ayuda a ser competitivos. Sin embargo esas mismas personas de un día para el otro adquieren una habilidad asombrosa a la hora de enviar spam por whatsapp tras comprarse un smartphone “más grande” que el de sus conocidos. Paradojas de la vida. Al final será tan sencillo como “para lo que te da la gana bien que te interesas”. Tengo que leer el libro de Zappos.

    • marianosbert dice:

      Gracias por el comentario.
      Interesante y fácil de leer el libro de Tony Hsieh. Y se puede aprender de él. El reto está en trasladar algunos de esos valores a las empresas de que hablaba.

  2. Hector dice:

    Estimado Mariano: Me quedo gratamente sorprendido por tu incansable capacidad de publicar, compartir, reflexionar en las redes sociales, prácticamente a diario! Que energía!

    Sobre este post: al leerlo, me he vuelto a convencer de la “famosa” idea de aliarnos para encontrar más y mejores oportunidades de servir a muchos clientes potenciales.

    1) Por ejemplo: Si bien estoy de acuerdo 100% en lo que escribes, a veces la barrera que impide desarrollar una verdadera estrategía de formación y aprendizaje en las empresas no es tanto el riesgo de mermar productividad (que a priori parece un argumento justificado por parte del empresario), sino la actitud limitadora del responsable del negocio. He aquí un campo fértil para el Coaching de Liderazgo y Gestión.

    2) Y si tenemos el caso de un empresario comprometido con la causa, pero que aún así no encuentra el tiempo, los medios o recursos para alinear a sus colaboradores con formación, aprendizaje o desarrollo profesional? Quizá sea un tema de procesos clave del negocio. Analizar si estos procesos estan en sintonía con la misión, visión y estrategía del negocio, y si las habilidades y competencias de las personas encajan con ellos, es otra oportunidad… de consultoría estratégica.

    Creo que, en la mayoría de casos, si los puntos 1 y 2 no estan de alguna manera contemplados y gestionados, la propuesta de enriquecer la experiencia de las personas y de añadir valor al negocio a través de una oferta de formación y aprendizaje se encuentra un poco “huérfana”.

    Me encantaría retomar nuestro proyecto de convocar a un buen número de empresarios, y conversar con ellos de manera abierta, en confianza y productiva, sobre sus necesidades y expectativas.

    En la TV americana, en el canal CNBC, hay un nuevo “reality” que se llama The Profit. La idea básica es que un empresario de éxito contrast ado, Marcus Lemonis, busca negocios PYME en una variedad de sectores para invertir en ellos, basado en las oportunidades de mejorar y crecer dichos negocios. A cambio de una inversión media de 150.000EUR, este empresario adquiere un porcentaje del negocio y “control absoluto” de la gestión durante una semana. En ese periodo, trabaja con los propietarios en tres áreas: Producto, Personas y Procesos. De momento hay 3 episodios que demuestran, ante todo, la gran brecha que hay entre un empresario que genera una gran idea con mucho potencial, y el líder/gestor que sabe operar y ejecutar la estrategía día a día.

    Aunque no tengamos el capital para invertir en las PYMES de las Islas, como el Sr. Lemonis, me parece que hay un gran potencial de aportar valor con una alianza ganadora entre nosotros, y quizá otros profesionales.

    Te deseo buen verano, y, espero trabajar con vosotros en este proyecto a la vuelta de las vacaciones!

    Un abrazo

    Héctor Sandoval

    • marianosbert dice:

      Gracias Hector por tu comentario.
      Antes de contestarte me he obligado a releer mi entrada y tu comentario para fusionar las propuestas.
      Estoy totalmente de acuerdo con el análisis que haces. En muchas ocasiones falta ajustar el foco de cual es el reto que debe afrontar la organización, los ejecutivos (muy peligroso estar hablando siempre de la organización. Al despersonalizarla se diluyen responsabilidades y creamos un ente autónomo) para enderezar, alinear y hacer avanzar la empresa.
      El Coaching de Liderazgo y Gestión y la Consultoría Estratégica efectivamente serian las herramientas espejo y empoderantes para romper estas barreras.

      Muchas de nuestras acciones formativas realizadas en micro o pequeñas empresas y con trabajadores que son a la vez parte de la propiedad o de la dirección o que por su reducido tamaño son y se sienten responsables de sus resultados, al ser unas propuestas de aprendizaje elaboradas a medida a partir de la recogida de necesidades en varias entrevistas, tienen un alto componente de autoreflexión y/o de consultoría.

      Te sigo dando la razón. Hacen falta cambios de actitudes, desarrollo de habilidades y empoderamiento de los que realmente saben llevar el negocio poniéndoles a su alcance herramientas que optimizen su productividad con una visión no solo económica si no también social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: