REFLEXIÓN 12: LA FORMACIÓN CONTINUA CONTINUA

6 de mayo de 2016

Siguiendo con nuestras reflexiones a partir de nuestro dia a dia profesional reproduzco aquí el artículo publicado inicialmente en agencia de aprendizaje el dia 02/05/2016 :

Al hilo de las experiencias de estas dos semanas, cada vez estamos más convencidos  de la importancia de la continuidad en las acciones formativas.

Me explico, acción formativa para la mejora de las competencias de dirección de equipos: Modelos de liderazgo, escucha activa, empatia y asertividad, inteligencia emocional, gestión de conflictos, negociación, … Grupo de directores de equipo con X años de experiencia. Dia a dia con conflictos con algunos colaboradores, dificultad de generar equipo, clima enrarecido, … Percepción de que la empresa en conjunto no responde a las necesidades de sus personas, normativa inadecuada, equidad mejorable, … Con todo ello la empresa funciona bien, si no seguro que no hablariamos de esto. Introducción de conceptos, debates, role-playing, simulaciones, … Una acción formativa de 6 /12 horas en 2/4 sesiones sin más ¿generará un cambio? ¿En cualquier caso o solo en circunstancias excepcionales? Esta es la pregunta.

Resultados-deseados

Nuestra hipótesis es que estamos hablando de mejora de actitudes para modificar conductas, o sea de cambio y esto implica todo un proceso de interiorización personal, confrontación con la realidad, ensayo y error, contradicciones y dudas personales, reflexión, conversación entre pares (primero creación de un marco de confianza), debate, más ensayos y más errores, análisis de la mejora, empoderamiento, desarrollo, … y, para todo ello se necesita un proceso de maduración, o sea tiempo.

Pero no solo tiempo. Si hablamos de vino, de cerveza, de quesos o de pan sabemos que se deben dar toda una serie de circunstancias añadidas al tiempo: temperatura, humedad, luz y también aditivos, el añadido de otras sustancias (levaduras, …) que favoreceran esta maduración, este cambio. Un proceso controlado por las personas mediante métodos, técnicas y herramientas con un objetivo claro.

Pero por lo que hoy sabemos, el vino no decide como reacciona, simplemente reacciona.

Pero el profesional que esta inmerso en su proceso de mejora es sujeto activo y protagonista de su cambio. El decide, debe decidir, y actuar. El cambio, aunque sea en cierta manera predecible, no se dará siempre de igual manera por mucho que hagamos la misma intervención (si esto fuera posible).

Nosotros proponemos unos procesos continuados en el tiempo más allá de la acción formativa inicial. Unos procesos con objetivos claros y acotados en el tiempo con un acompañamiento de facilitadores internos o externos suficientemente preparados. Estamos hablando de sesiones periódicas de encuentro entre iguales mediados por un facilitador en el que se pongan en común las experiencias de este proceso de cambio con sus barreras, errores, aciertos, éxitos, … para que cada cual reflexione sobre sus propias circunstancias y se puedan introducir nuevos elementos que ayuden a conseguir los objetivos.

En el párrafo anterior no he querido hablar de intervisión aunque está en nuestra mente como posible modelo en determinadas circunstancias (nunca cuando hay conflictos entre compañeros participantes).

No es casualidad que en otra ventana del portátil este abierto precisamente un pdf deFrancesc  Beltri con el titulo “la intervisión grupal” del cual quiero destacar dos frases:

Basándonos en los principios del DO (Desarrollo Organizacional) entendemos que no es necesario introducir más información ni forzar desde fuera las situaciones para que estas mejoren, todo el conocimiento está en la organización, solo hay que favorecen su aparición.

y

Desde un enfoque sistémico podemos afirmar que no son grandes intervenciones las que producen grandes cambios sino que son pequeños cambios los nos llevan a nuevos equilibrios transformadores. Si creamos el escenario para que se dé un evento, aumentarán las posibilidades de que este suceda.

¿De verdad queremos que suceda? ¿Qué hacemos para que suceda?


REFLEXIÓN 10:LO SOCIAL EMERGE

6 de abril de 2016

Me apetecía escribir un artículo a partir de la lectura de los publicados por Julian Stodd y eso he hecho aprovechando mi entrada quinzenal en el blog de agencia de aprendizaje. Es un homenaje a uno de los que más me inspiran.

En mi último artículo en este blog hablaba del cambio en las organizaciones por motivo de expectativas de oportunidad de crecimiento.

Toni Roig en el artículo de la semana pasada se referia a la necesidad del aprendizaje para afrontar dicho cambio.

Esta semana, #WorkingOutLoud, me he puesto al dia de lo que ha escrito estos dos últimos meses Julian Stodd y he seguido leyendo “Teoria U Liderar desde el futuro a medida que emerge” de  C. Otto Scharmer.

Estos són mis cuatro anclajes para ponerme a escribir el artículo de hoy.

Julian Stodd al que seguimos desde hace más de cuatro años nos habla de la Edad Social, Liderazgo Social, Aprendizaje Social y del Cambio, del Cambio Social y delCambio en las Organizaciones.

La Edad Social

Estamos en la era del aprendizaje social, donde los bywords son agilidad y compromiso, donde las experiencias formales son menos valiosa que las aplicadas, donde los modelos tradicionales de autoridad y la experiencia son subvertidos por las metodologías más sociales que dependen de las comunidades y por el compartir.

Estamos en un momento de cambio: cambio en cómo las organizaciones y los individuos se involucran entre sí, los cambios en nuestra relación con la tecnología, los cambios en la forma en que operamos en las comunidades para aprender a crear significado.

y siguen:

Con una nueva generación de líderes sociales tomando el timón, este cambio se acelerará. Las empresas que no se adapten comienzaran a marchitarse, la edad de la agilidad es aquí. Agilidad en el aprendizaje, la agilidad de funcionamiento, apoyados a través de la tecnología y las prácticas sociales informales.

Las organizaciones necesitan Lideres del Cambio  que sean capaces de cambiar el marco de la organización. Estos líderes deben conservar los atributos de los líderes formales pero deben entender que emerge algo diferente y que la autoridad formal puede seguir existiendo pero no es suficiente para alcanzar el éxito

Los lideres sociales son, en cierta manera unos anti-líderes, no arrastran masas a ningún sitio, simplemente, y no es poco, son capaces de facilitar el co-liderazgo, la co-creación, … A partir del aprendizaje social, de analizar y compartir la experiencia individual y colectiva podemos dar un salto cualitativo y tomar las riendas del cambio tecnológico. Hay una renuncia al liderazgo unipersonal.

El Líder Social reconoce que el equipo es más fuerte que los individuos, pero el equipo socialmente permitido es más fuerte aún: mientras mis redes individuales me hacen más inteligente y productivo, el potencial de colaboración de un grupo es todavía más alto. Favorecer que los individuos dentro de los equipos construyan  su propia reputación y habilidades, que cuiden de sus propias redes y perfiles, lleva consigo el fortalecimiento del equipo.

Recientemente y en diversas organizaciones, con pequeños grupos de responsables de equipos o con algunos de ellos individualmente, hemos debatido la posibilidad de extender el co-diseño del camino que deben seguir los equipos o los individuos dentro de los equipos. Aparecen barreras, retos a vencer. En ciertas ocasiones tendemos a considerar a nuestros colaboradores inmaduros o, aun peor, tenemos marcado a hierro y fuego prejuicios tayloristas. Ciertamente, existe una educación y cultura que perpetua algunos paradigmas sobre la relación de la persona con el trabajo y, debido a ello, existen “malas” prácticas en el desempeño de los puestos de trabajo.

Lo cierto es que si no somos capaces de crear unas nuevas dinámicas en las empresas que faciliten el compromiso, la toma de responsabilidad  y el autoliderazgo, dificilmente podremos ganar la apuesta por este cambio social en el que estamos inmersos. Y hablo de supervivencia de puestos de trabajo (de empresas enteras) frente a la globalización y deslocalización previas a la automatización y robotización de todo lo que sea factible de serlo.

 Para ser más concretos, he aquí los seis principios del liderazgo social según Julian Stodd:

image18-300x225

Sea curiosocuestione todo. El hecho de que ‘ esta es la forma en que siempre lo hemos hecho “, no asuma que es como se debe seguir para hacerlo. Resolver por hoy, siendo curioso en cuanto a mañana. La curiosidad , una voluntad de cuestionar y el permiso para desafiar (y ser cuestionada) es clave.

Pruebe, aprenda, pruebenuevas tecnologías , nuevas formas de trabajar , nuevas formas de intercambio , nuevos enfoques, nuevas técnicas, nuevos modos de pensar .Probar, aprender, fallar, aprender. La agilidad es acerca de estar siempre dispuesto a estirar, y para apoyar a los demás ya que se encuentran en la recta. La agilidad requiere esfuerzo, pero la recompensa es clara. ¿Cuál fue la última cosa que ha aprendido?

Comparta: Cuando usted tiene éxito, cuando no, como se intenta trabajar en voz alta .Traer su experiencia a sus comunidades y hacerlos más fuertes. Sea parte de la ” creación de sentido proceso”. Compartir es un comportamiento diferencial en la Edad social : compartir ampliamente, pero compartir con prudencia. Interpretar lo que compartes ser relevante para la audiencia. Contribuir a la señal, no el ruido.

Sea humilde: el aprendizaje se trata de humildad . Usted sabe la respuesta, pero no todas las respuestas. Comportarse sin expectativa de reciprocidad . Añadir valor a la comunidad, porque la comunidad va a compensarle cuando lo necesite. Invertir cuando pueda.

Cuente historias: transformar su experiencia en historias que transmiten la sabiduría. Breves historias , cuentos largos, historias en el momento o más y más piezas reflectantes. Explora co-creación. Escribir historias juntos es una gran manera de aprender. Experimentar con la postura, el tono de voz y el género. Aprender de las historias de otras personas comparten.

Sea justo y protejala equidad . Se trata de hacer lo que es correcto, no lo que un sistema o conjunto de reglas se lo haya indicado. Imparcialidad a menudo se encuentra dentro de un espacio abierto. Puede ser difícil de encontrar. Continuar la búsqueda. Buscar la desigualdad y hacer lo correcto. Si usted no sabe cómo hacer las cosas bien, se esfuerza. La batalla por la equidad es nuestra propia batalla, y el deber de protegerla es suyo. No en un sistema, no en un proceso, no en un botón de presentación de informes. Está con cada individuo.

No hay que hacerlo en un dia, Lo podemos ir creándolo, lleva su tiempo. Pero no empezar es no llegar


Líderes en el SXXI. El Liderazgo Social

13 de junio de 2014

95da000bef32c321751325186a1c1881

El liderazgo social consiste en la capacidad de fortalecer las redes sociales en, con, desde, … la organización, la empresa …

La capacidad de “control” ya no es el arma de los líderes. Ahora deben ser capaces de vertebrar las conexiones entre las personas de la empresa y entre estas y el mundo exterior, que tampoco ya es tan exterior. Los trabajadores deben interactuar cooperando entre si y con los clientes, proveedores, competidores, …

Los líderes más eficaces serán los que posean competencias en empatia, humildad, vulnerabilidad, inclusividad, generosidad, equilibrio, paciencia, …

Estos rasgos deben combinarse con una sola misión: crear mejores ambientes de trabajo. Los líderes sociales entienden que primero damos forma a nuestras estructuras , y entonces nuestras estructuras nos forman. Trabajar en el negocio significa trabajar en cómo la organización está diseñada. Los experimentos de Milgram y las Carceles de Stanford nos han demostrado que si se pone una buena persona en un mal sistema, el sistema siempre gana.

El diseño inicial del entorno de trabajo, organización o empresa influye en todo lo demás. La creación del mejor y más humano ambiente  de trabajo debe ser la principal ocupación de los líderes.

El liderazgo social se centra en la construcción de mejores estructuras de trabajo,  de modo que la gente puede conectarse a hacer su trabajo mejor. Los líderes sociales practican y promueven el dominio del conocimiento personal, por lo que todo el mundo se hace responsable de la toma de decisiones y el intercambio de conocimientos. La experimentación activa se fomenta a través del aprendizaje permanente en la acción y las mejores prácticas son inútiles para hacer frente a la complejidad. Cuando todo el mundo es responsable de la organización los resultados del negocio surgen de toda la red. Los líderes sociales son constructores, se centran primeramente en la creación de un lugar de trabajo más social.

Inspiración y traducción libre entre otros de:
Leigh Buchanan: http://www.inc.com/magazine/201306/leigh-buchanan/traits-of-true-leaders.html
Harold Jarche: http://www.jarche.com/2014/06/social-leadership/
y no nos confundamos:
El liderazgo social no es solo “para los líderes de fundaciones, organizaciones no gubernamentales, think tanks y emprendedores sociales”:
http://www.iese.edu/es/executive-education/programas-sectoriales/gestion-estrategica-liderazgo-social/

A %d blogueros les gusta esto: