TRABAJADORES FELICES = COLABORADORES COMPROMETIDOS

Muchas semanas nos pasan (aprendemos) cosas interesantes que vale la pena guardar para un futuro artículo. En otras las ganas de contarlo nos impiden guardarlo. Este es el caso de este artículo publicado en Agencia de Aprendizaje el 25/05/2015

En el artículo de hoy no hablamos de acciones pasadas si no de presente y futuro.

Esta semana ha coincidido la asistencia a un evento y la preparación de dos propuestas para sendos clientes. Las demandas recibidas y el contenido de la conferencia tienen sus puntos de contacto, desde nuestro enfoque, claro.happiness-300x200

Los encargos, dichos a lo bruto y sin matizar son 1: Crecer y Evolucionar (como personas y profesionales) 2:¿Cómo motivar al trabajador?

Son dos demandas que surgen de dos estilos muy diferentes pero si bien responden a distintas sensibilidades al final lo que pretenden es conseguir unos trabajadores comprometidos con los objetivos de la empresa para la que trabajan.

Parte de la respuesta no la dio, en un desayuno de ESERP, Lidia Nicolau en su ponencia  “Del capital psicológico al engagement: Apostando por el Happiness en el trabajo” Nos lo explico de forma muy clara y precisa siguiendo el recorrido desde el Delivering happiness  de Tony Hsieh de Zappos  a la aplicación práctica en habitissimo.

Algo de eso ya hemos comentado en ese blog alguna vez, por ejemplo  aquí y aquí.

La situación actual hace que las organizaciones, tengan que ser capaces de seguir manteniendo los servicios a sus usuarios en un escenario muy complejo, y además, tienen que resolver de forma ágil y eficiente situaciones internas. Por lo tanto hay una adaptación constante a base de cambios y estos no son posibles si no se modifica al mismo tiempo la actitud de las personas, tanto de los directivos como de los empleados.

Las organizaciones necesitan que sus miembros sean flexibles ante los cambios, eficientes en su puesto de trabajo y que contribuyan a su avance. Por lo tanto comprometidos con su trabajo, responsables. 

Creemos que las personas son lo primero y que lo que tenemos que hacer es conocer y dar apoyo a las personas que participan en nuestro proyecto. Y, si somos líderes, debemos  acompañar a las personas que forman parte de nuestro equipo en su crecimiento personal. 

No es sólo una postura altruista, si no la única forma de crear un verdadero equipo implicado en nuestro proyecto y que nos asegure estar en el camino no sólo del éxito económico sino también del social: que nuestra empresa sea reconocida socialmente por su buen producto y servicio, buenos trabajadores e influencia positiva en el territorio donde se inserta.

No solo hemos de conseguir que los clientes nos quieran comprar a nosotros sino, además que los trabajadores deseen trabajar con nosotros, no por las condiciones económicas si no por nuestra cultura y clima laboral.

Al verdadero compromiso no se puede obligar. Se llega voluntariamente por el convencimiento de que se está estableciendo una relación en la que todos salimos ganando. Y no hablamos, en la mayoría de los casos, de ganancias económicas sino de un mayor reconocimiento, relaciones sociales, y toda una serie de experiencias que producen felicidad. Hay una ausencia de conflicto.

Ser escuchado, ser felicitado, saber qué se espera de mi, saber qué ganan conmigo, saber que soy significativo para la empresa, formar parte de un equipo, trabajar en colaboración

De esto estamos hablando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: