Ahora si hablaremos de inbound marketing

15 de mayo de 2012
Ahora si hablaremos de inbound marketing.
En resumen, se trata de que nuestros clientes potenciales nos encuentren. En contra de lo que seria “salir a vender”.
La saturación que recibimos de ofertas mediante todo tipo de herramientas on-line y un de cada vez mayor interés de nuestros clientes en el acercamiento a los servicios que pueden resolver sus necesidades a partir de conocimientos previos, a través de sus contactos, hacen del inbound marketing nuestra estrategia comercial.
Por lo tanto, se trata de estar ahí donde nuestros posibles clientes buscan las soluciones a sus necesidades.
Hay que ser notoriamente visibles. Antonio Matarranz lo compara con la aparición en las páginas amarillas de toda la vida. (Bueno, igual hay lectores que ya no se acuerdan de su formato en papel). Allí acudias cuando te hacia falta un profesional en algo que nunca hubieras necesitado, o el anterior te había defraudado y tu vecina o cuñada no conocía ninguno.
Por tanto,
  • buscamos solución cuando la necesitamos. (Ya hablaremos en otra ocasión de cuando no somos conscientes de que necesitamos una solución.) Y,
  • lo hacemos acudiendo a nuestros contactos en primer lugar y si no a los buscadores o lugares especializados.
Queda claro que el inbound marketing no es pasivo. No es sentarse a esperar. Hay que currárselo.
  • Hay que ser encontrables. Destacar en la red de alguna forma que nos haga visibles a nuestros clientes potenciales y a sus contactos.
  • Hay que ser atractivos para captar su atención, que nos lean y que nos relacionen con la solución a sus necesidades.
  • Hay que generar confianza. Que lo que les ofrecemos sea creíble y les motive a compartir con nosotros sus inquietudes.
Y en esto estoy.
¿tú como lo haces?
dos enlaces para saber más del Inbound Marketing:
 Marketing & innovación
Marketing de guerrilla en la web 2.0
Anuncios

Iba a hablar de Inbound Marketing pero …

13 de mayo de 2012

Leyendo el post  “Cómo ser el comercial que te gustaría ser”, le he dado una vuelta al concepto de Inbound marketing en relación con mi momento profesional.

Con solo leer este blog y mi CV, el lector o lectora que no me conocía de antes se habrá dado cuenta que estoy en un momento de salto profesional. Hasta hace poco dedicaba toda mi atención a un sólo cliente, aunque estuviera constituido por muchos clientes internos y externos, y ahora estoy trabajando con clientes y colaboradores que no tendrían ningún nexo de unión si no fuera que todos me comparten y yo comparto con todos ellos.

Hace unos meses, para cumplir con los objetivos que había aceptado, no tenia que conocer a nueva gente. Tenia que ilusionar y motivar a mi equipo y a mis clientes internos y externos, pero por decirlo de alguna forma ya me venían dados. Y si bien me debía dar a conocer fuera, el espacio estaba acotado.

Ahora me tengo que dar a conocer y una de las funciones que apenas había ejercido es fundamental. O contrato un comercial o me lo monto yo o las dos cosa.

Lo bueno es que en este momento coincide que mi interés profesional se cruza constantemente con situaciónes de networking y coworking donde coincidimos profesionales consolidados con nuevos o renovados profesionales. Y la verdad es que el ambiente que se vive es muy agradable.

Mis queridos/queridas lectores/as disculpad. Se me ha ido la olla y llevo más de doscientas cuarenta palabras y no he hablado de lo que pretendía, el Inbound  Marketing.

Como me han dicho que este tipo de post no debe ser largo y que si además lo haces por partes aseguras fidelizar a tus seguidores, me despido hasta el próximo.

¿Que has aprendido hoy?

¿Qué has puesto en prática de lo que aprendiste ayer?

¿Qué pondras en práctica mañana?


A %d blogueros les gusta esto: