Cómo asumir responsabilidades profesionales

10 de noviembre de 2012

Según Isabel Guedea, en su artículo «Las demandas de las empresas» incluido en el estudio «Competencias genéricas y transversales de los titulados universitarios» publicado por el ICE de la Universidad de Zaragoza (2008), la Universidad Carlos III, llevo a cabo un estudio en el que participaron más de 300 empresas y en el que se les plantearon 25 competencias transversales, de las cuales, debían elegir las consideradas como muy importantes por las organizaciones. Las primeras fueron:

• Capacidad de aprendizaje (85,4%)

• Trabajo en equipo y cooperación (73,7%)

• Responsabilidad en el trabajo (67,4%)

• Actitud positiva y optimismo (60,1%)

• Flexibilidad/capacidad de adaptación a nuevos entornos (58,7%)

• Orientación al cliente (58,2%)

• Resolución de problemas (56,8%)

Actualmente estamos realizando en PalmaActiva un curso  para emprendedores en relación a la primera de esas competencias: «Capacidad de Aprendizaje».

En una semana vamos a empezar otro curso para trabajar con la tercera de esas competencias: «Responsabilidad en el trabajo».

Teresa Pozo afirma que «Responsabilizarse significa asumir compromisos. Y asumirlos bien. Es decir, responsabilizarse no es “resignarse a”, o pensar “esto es lo que me ha tocado a mí”. Muy al contrario, responsabilizarse significa asumir con entusiasmo aquellas exigencias que tengo la oportunidad de afrontar

Muchas empresas consideran que no es rentable contratar a una persona a la que no le gusta el trabajo que realiza y que lo hace a desgana y solo por el dinero. En estos casos, se suele dudar del nivel de compromiso que tendrá la persona en el desempeño de sus funciones.

Por otra parte, la mayoría de clientes solo encargan sus trabajos a profesionales a los que además de aptos para el desarrollo de su profesión, son considerados responsables y de ellos se espera, si se da el caso, la implicación  en la mejor solución.

«En el sector profesional, la responsabilidad se caracteriza por los siguientes parámetros:

1.Actitud disciplinaria: alineación con el cumplimiento del orden, la puntualidad, la pulcritud y la diligencia.

2.Interiorización del rol profesional: actualización de conocimientos, metódico ejercicio profesional y comprensión de la ética.

3.Búsqueda de la excelencia: notable esmero profesional tanto en la dedicación de tiempo como en la calidad de la ejecución.

4.Tenacidad: fuerza, tesón y perseverancia en el logro de los ideales.

5.Orgullo profesional: sensibilidad al placer y disfrute ante el trabajo bien hecho.»

Estas son las habilidades que debemos desarrollar,

¿Té apuntas?


Aprender a aprender

21 de octubre de 2012
La competencia más valorada, o una de las que más para la empleabilidad y el emprendimiento es la  «capacidad de aprender».
El aprendizaje va ligado a la motivación al cambio. Deseamos poner  en valor la información transformándola en conocimiento y en práctica.
Necesitamos del aprendizaje continuo si queremos que cada día sea diferente al anterior y que con el ejercicio de nuestra profesión o el desempeño en nuestro puesto de trabajo haya un valor añadido que nos aporte el sentimiento de tranquilidad que nos da la mejora continua.
Actualmente, tanto si trabajamos por cuenta ajena y como si lo hacemos por cuenta propia, la única estrategia posible es desarrollar la capacidad de cambiar a través del aprendizaje, para garantizar nuestra adaptación al entorno en constante evolución.
Las empresas valoran esta capacidad que nos permitirá, cambio, innovación, resolución de problemas, toma de decisiones, …
¿Podemos aprender a aprender?, Veamos:
  • Debemos estar motivados para hacerlo. Sin motivación, no será fácil.
    • Mejor si tenemos un objetivo, una finalidad, una meta.
  • Nuestro tiempo es valioso debemos aprovecharlo.
    • Mejor si sabemos estrategias de aprendizaje.
  • En nuestro alrededor existen muchas oportunidades de aprendizaje.
Un Entorno Personal de Aprendizaje para emprender con éxito
Por supuesto, será colaborativo.
¿Te apuntas?

Competencias para emprender

7 de octubre de 2012

 

El emprendedor deberá poseer un buen nivel de toda una serie de competencias. En esto estamos todos de acuerdo. En lo que si hay diferencias es en cuales son las competencias más importantes para un emprendedor.

José Antonio  Marina  nos señala que la Comisión Europea define el Espíritu Emprendedor como la «capacidad para provocar uno mismo cambios y la habilidad para aceptar y apoyar cambios producidos por factores externos». Incluye la aceptación del cambio, asumiendo la responsabilidad de las propias acciones marcando objetivos y alcanzándolos y teniendo motivación para lograr el éxito. Conlleva el conocimiento de las oportunidades existentes con el fin de identificar las más adecuadas para los propios proyectos personales, profesionales y/o de negocios. Siguiendo el mismo articulo de J.A. Marina:

Las destrezas que conforman el Espíritu Emprendedor según la Unión Europea son:

  • Destrezas para planificar, organizar, analizar, comunicar, hacer, informar, evaluar y registrar.
  • Destrezas para el desarrollo e implementación de proyectos.
  • Habilidad para trabajar de forma cooperativa y flexible como parte de un equipo.
  • Ser capaces de identificar las virtudes (o puntos fuertes) y debilidades de uno mismo.
  • Habilidad para actuar con decisión y responder de forma positiva ante los cambios.
  • Habilidad para evaluar los riesgos y asumirlos de la forma y en el momento necesario.
Las actitudes que forman parte de esta competencia son:
  • Disposición para mostrar iniciativa.
  • Actitud positiva ante el cambio y la innovación.
  • Disposición para identificar áreas en las cuales uno pueda demostrar la totalidad.de sus capacidades emprendedoras (en la familia, el trabajo y la comunidad).

A mi me gusta esta propuesta. ¿Y a ti?


¿Qué competencias?

24 de septiembre de 2012
Hay múltiples clasificaciones de competencias.
 
Al final puedes inventarte la tuya o quedarte con la que más se  ajuste a tu realidad.
 
Yo me he quedado con esta:
  1. Competencias Técnicas. Son los conocimientos, habilidades y actitudes específicas implicadas con el correcto desempeño de tareas técnicas y funciones específicas profesionales. (programación, carpintería,  mecánica, …)
  2. Competencias Empresariales. Son los conocimientos, habilidades y actitudes orientadas a la relación del profesional emprendedor con el entorno externo para la obtención de resultados favorables. (Plan estratégico de negocio, Aspectos legales, Finanzas, Recursos humanos, Oportunidades con internet, Marca Personal, Marketing, Orientación al cliente, Planificación y Organización, Orientación a resultados, Calidad y mejora continua, Desarrollo de relaciones, Networking, Técnicas de negociación)…
  3. Competencias Inter-personales. Son aquellos conocimientos, habilidades y actitudes que facilitan una relación eficaz dentro de la empresa o con el grupo de colaboradores. (Liderazgo, Dirección de equipos, Habilidades comunicativas, Delegación, Coaching, Trabajo en equipo, …)
  4. Competencias Personales. Son aquellos conocimientos, habilidades y actitudes que facilitan una relación eficaz de la persona con su entorno y que facilitan el liderazgo de manera efectiva. (Análisis y  resolución de problemas, Toma de decisiones, Como asumir riesgos, Responsabilidad y compromisos, Gestión del tiempo, Disposición para aprender, Adaptación al cambio. Autocontrol y equilibrio, …

Según nuestra profesión, ciertas competencias empresariales pueden ser para nosotros competencias técnicas si  forman parte de los conocimientos esenciales para ejercerla. Si somos Director Financiero, las finanzas serán una competéncia técnica para nosotros.

En el fondo mejor no dedicar tiempo a sacar una clasificación perfecta y tener claro qué necesitamos para tener, mantener y mejorar el puesto de trabajo que deseamos o estamos dispuestos a aceptar.

¿Qué competencias debo mejorar? ¿Lo hablamos?


Agencia de Aprendizaje

11 de septiembre de 2012

Pues si, aprendiendo aprendiendo ha llegado el momento de compartir y hoy es el día.  Podía ser mañana o ayer, pero decidimos que seria hoy

Como uno y uno son más que dos, el proyecto lo comparto con Toni Roig o él conmigo (de hecho a él le atribuyo el nombre. Si no os gusta, ya sabéis).

Acabamos de abrir la web. No sabemos si lo de que estamos en beta lo dejaremos para siempre o por el contrario lo quitaremos pronto por obvio. Agencia de Aprendizaje siempre estará en evolución. En cambio permanente. La experiencia de una acción será el aprendizaje que añadirá valor a la siguiente. 

Agencia de Aprendizaje es:

…una iniciativa para el apoyo al aprendizaje de las personas y de las organizaciones.

Una empresa de nueva generación, nacida sin lastres y enfocada hacia un futuro post crisis. Un equipo preparado, dinámico y con experiencia, acostumbrados a la gestión de proyectos.

Formada por pedagogos y orientada a la optimización de los procesos de aprendizaje de los profesionales para mejorar las organizaciones a través del talento de las personas.

Una empresa flexible, orientada a resultados……

…pero la empresa no está completa porque faltas tu. Tus ideas, tus necesidades; esas sinergias que podemos desarrollar. Te invito a visitar la web pero también a tomar un café, nacemos para ayudar a personas en su desarrollo profesional y conseguir así también empresas más eficaces, más eficientes y más competitivas.

Cada mañana nuestra pregunta es ¿qué podemos hacer por tí?


¿Por qué hablamos de empleabilidad?

7 de septiembre de 2012

Hablamos  de empleabilidad por que es la capacidad/habilidad para la consecución y mantenimiento del empleo, así como el logro de mejoras en el mismo a lo largo de la vida laboral de las personas. Esta definición formulada por Antonio Ramírez-del-Río y Jorgina Garrido Casas a partir de las últimas aportaciones bibliográficas, pone el énfasis en tres situaciones:
  • Consecución del empleo.
  • Mantenimiento del empleo.
  • Logro de mejoras en el empleo.

Y todo ello a lo largo de la vida laboral.

Por tanto la empleabilidad no es algo de lo que debamos hablar solo en momentos de crisis. Igual que no deberíamos hablar de salud solo cuando estamos enfermos.

La empleabilidad no es algo fuera de nosotros y de lo que son responsables otros. Igual que el la salud, nosotros somos los primeros responsables de nuestra situación.

Con eso no quiero entrar en posturas de quitar responsabilidades al estado o a la sociedad, ni mucho menos. Igual que en la salud, repito, fuera de nosotros se deben dar unas condiciones que nos posicionen en igualdad de condiciones independientemente de procedencia, genero, status social, etc. Y esto es responsabilidad de todos en conjunto, de la sociedad.

¿Te responsabilizas de tu empleabilidad?

¿Cómo cuidas tu empleabilidad?


¿Qué he hecho en este tiempo?

5 de septiembre de 2012

Camí de Sa Ràpita

Desde el 15 de mayo no había escrito en este sitio.
  • He aprendido participando en cursos: desde un postgrado a desayunos empresariales.
  • He aprendido relacionándome con personas e instituciones que trabajan en la mejora de la empleabilidad y la formación para el profesional y las organizaciones.
  • He aprendido asistiendo a foros, debates, cursos beta, conferencias y eventos varios relacionados con el aprendizaje, la emprendeduria y con las nuevas tecnologías.
  • He aprendido participando en debates en grupos de Linkedin, en blogs, y grupos de google.
  • He aprendido leyendo libros, news, blogs, …
  • He aprendido preparando proyectos que ya se han cerrado sin dar frutos inmediatos y otros que siguen abiertos y van por buen camino.
  • He aprendido preparando e impartiendo algún curso de mejora de la empleabilidad.
  • He aprendido a aprender de otros futuros socios o coworkers.
  • He aprendido a pasar de perceptor de la prestación contributiva por desempleo a iniciar mi actividad profesional como trabajador autónomo.
  • He aprendido que me queda mucho por aprender y que esto me motiva.
Gracias a todos los que colaboran y cooperan en este proceso de aprendizaje continuo.
¿Y tu que has aprendido? Compártelo.

A %d blogueros les gusta esto: